¿Qué diferencias existen entre la Iglesia y la masonería?


El masón cristiano no olvida ni debe olvidar nunca lo que diferencia la Iglesia de la Francmasonería. La Iglesia ha sido instituida por Cristo, la otra es una construcción del hombre, por más que la Divina Providencia lo haya ayudado en su empresa.

Si bien ambas trabajan por, y en presencia de Dios –como dice el mismo Cristo, en Mateo 18/20: Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos– únicamente la Iglesia puede dar a sus fieles los Sacramentos.

La iniciación masónica no tiene este poder, aunque prepare al hombre para una mejor recepción de esos Sacramentos. La Francmasonería cristiana, obviamente, no es una Iglesia; por ello, no pretende -sería una blasfemia, un pecado de orgullo y una enorme estupidez- ni cuestionar ni competir ni rivalizar con ella en sentido alguno.

Si el cristiano “profano” y el cristiano masón trabajan en las mismas cuestiones, como podemos ver, cada uno las vive en planos diferentes pero complementarios.

VOLVER A PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Back to Top